Aromáticas

Abrótano Acedera Aciano Ajo Albahaca
Alcaravea Alholva Amapola Anís estrellado Aquilea
Azafrán Bergamota Borraja Caléndula Canela
Capuchina Cardamomo Cebollino Chile, cayena Chirivía silvestre
Clavel Clavo Comino Crisantemo Culantro
Enebro Eneldo Estragón Geranio Hierbaluisa
Hinojo Hisopo Jengibre Laurel Lavanda
Levístico Lirio barbado Malvavisco Manzanilla Mejorana
Melisa Menta Mirra Mostaza parda Nébeda
Nuez moscada Orégano Perejil Perifollo Pié de león
Pimienta Pimienta negra Pimiento Pimpinela menor Rábano picante
Romero Ruda Salvia Salvia púrpura Siempreviva
Tanaceto Tomillo

Ajo (Allium sativum)

Ajo

SECADO:

Coséchelas cuando el color de las cabezuelas empiezan a desvanecerse. Sacuda la planta para eliminar los restos de tierra y cuélguelas en lugar seco, caliente y aireado. Los dientes de ajo se pueden conservar dentro de aceite de oliva.

APLICACIONES DECORATIVAS:

Los bulbos de ajo puestos a secar constituyen por sí mismos un buen elemento decorativo, ya sea haciendo ramos, trenzándolos o atándolos a un anillo de alambre para formar una corona de ajos. También crean contrastes decorativos combinados con otros ingredientes, como hojas de laurel, ramas de canela y chile seco.


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS