Inicio | Documentos | Documentos Temáticos | Breve historia de las plantas de interior


Breve historia de las plantas de interior


En referencias históricas del uso de plantas de interior, dos cosas son obvias: en primer lugar la introducción de plantas en macetas y en segundo lugar de la colocación de estas plantas en el interior. Mientras que las plantas nativas pueden crecer en macetas al aire libre, las plantas exóticas tienen requisitos climáticos especiales y se deben cultivar dentro.

Los jardines colgantes de Semiramis en Babilonia (814-810 A.C.):

BabiloniaEstos jardines demuestran de la manera más impresionante cómo las plantas fueron cultivadas en los recipientes de piedra desde épocas antiguas. El origen de las plantas en macetas viene probablemente de Grecia. De aquí, la idea se extendió a otras áreas mediterráneas.

Hacia finales del siglo IV A.C., las macetas eran ya una cosa normal y los jardines de azotea no eran tomados ya como algo fuera de lo común. Los egipcios ya sentían un gran amor por las plantas y las flores. No obstante las pruebas escritas que  demuestran la utilización de las plantas de interior data del siglo III A.C. Las plantas estaban en recipientes de la arcilla y fueron colocadas en los patios de los palacios con propósitos ornamentales.

Las plantas de interior incluso existieron en Pompeya donde los resultados arqueológicos de las ruinas demuestran que los romanos también han utilizados el cultivo en maceta para uso de interioro. Hay prueba que los atrios fueron adornados con nuemerosas plantas en flor y cestas que colgaban. El emperador Tiberius construyó invernaderos usando Lapis Specularis que permitió dar una luz tenue en vew del sol directo . El utilizó el calor del sol para calentar el abono que era utilizado para abonar las plantas exóticas que Tiberius había recolectado en sus campañas.

La recolección de plantas para el cultivo de interior era propio de los viajantes, para los que eran moneda de cambio de ciudad en ciudad. En los primeros tiempos, la recogida de plantas tenía como fin la aplicación culinaria o médica. Más adelante, el aspecto decorativo tomó la delantera.

Los reyes egipcios enviaron a sus jardineros a países lejanos para recoger los especímenes de la flora que no encontraban en sus dominios. Los ejércitos griegos y romanos también se trajeron las plantas exóticas tras sus campañas militares.
Los cruzados coontribuyenron tambien llevando especies desconocidas a Inglaterra y, más tarte, Cristóbal Colón trajo infinidad de variedades del Nuevo Mundo.

En los siglos XVII y XVIII, era normal tener un botánico a bordo de las embarcaciones que realizabann las grandes rutas a América, el Pacífico y Asia, y que servían para identificar las plantas como comestibles o de valor curativo cuando llegaban a tierras desconocidas.

En el siglo XVIII, el botánico John Bartram de Filadelfia y su hijo William comenzaron a realizar la primeras transacciones comerciales con los colectores en América. Bartram fundónlos primeros jardines botánicos de América en el año 1728.

En 1768, el capitán Cook, durante sus innumerables viajes por el Pacífico, trajo a Europa alrededor de 3000 especies de plantas de las cuales un tercio era absolutamente desconocidas para los científicos de la época. Los jardines de Kew se convirtieron en los más significativos del mundo y en 1789, más 5500 especies fueron cultivadas allí.

La revolución de plantas de interior en el siglo XIX

PalacioAl principio del siglo XIX se realizaron expediciones europeas a todos los rincones del mundo, llevando a descubrir cada vez más plantas, a clasificarlas, y recogerlas para traerlas a Europa. Estaba de moda cultivar las plantas de interior por razones estéticas y prácticas. Esta tendencia condujo a que las plantas con una bonita floración en estado salvaje, fueran cultivadas en estancias específicas de las casas más acomodadas, donde sus flores eran mimadas y prolongadas al máximo. El cultivo de plantas de interior se convirtió en un elemento indispensable en la educación de las clases privilegiadas de toda Europa, especialmente en Inglaterra. esta es la razón por la que el imperio británico enviaba botánicos a los cuatro rincones del mundo en busca de plantas cada vez raras y exóticas, que se exhibirín luego en los salones de la nobleza más exquisita.

El negocio era tal y el precio que se pagaba llegó a ser tan alto que nació un verdadero mercado mundial de comercio de plantas exóticas que no dejaría ya de crecer hasta nuestros días. Es en esta época cuando se construyen los grandes invernaderos que aún hoy están en pié. Incluso la arquitectura de los pabellones de las exposiciones universales de finales de siglo, donde se presentaban los últimos avances en la industrializacón, estaban concebidos como grandes invernaderos, con cubrimientos en los que se mezclaba el hierro y el cristal, logrando el recalentamiento típico de los invernaderos.

El primer invernadero

Muchas de las plantas exóticas que fueron llevadas a Gran Bretaña no habrían sobrevivido a no ser po la existencia de los invernaderos. El jardín botánicos más viejo de Europa, en Padua (Italia), sufrió modificaciones en su estructura alrededor en 1550 para introducir algunas partes de cristal y poder adaptar así las plantas más delicadas, aunque no sería hasta el siglo XVII que se utilizaría ese material como técnica común para el cultivo de invernadero. Este invernadero se utilizaba sólo para el cultivo de plantas medicinales.

¿ Qué son las "Orangeries" ?

OrangerieEl siglo XVIII fue el siglo de las "orangeries", que sirvieron para conservar los cítricos que eran, por aquel entoces, immensamente populares. Los árboles se sacaban durante el verano y protegidos en el interior durante el invierno. Las Orangeries eran sobre todo construcciones impresionantes que reflejaban la confianza en sí mismos y el estado social de sus dueños. Otras frutas favoritas de las clases acomodadas en este tiempo eran las piñas, cactus, passifloras, guayabas y papayas, siempre dentro del amor por lo exótico que ya entonces se tenía como muestrq de nueba educación.

Palacio cristalino de Joseph Paxton

Las primeros techos de cristal que dejaban pasar la luz del día aparecieron en Inglaterra en 1717 y se fueron transformando poco a poco para convertirse en los invernaderos victorianos, tan exuberantes y hasta extravagantes. Joseph Paxton fué el principal propulsor de la idea de introducir un palacio cristalino en la exposición universal de 1851. Los paneles de cristal, fueron alineados de modo que sirvieran de ventilación y un protector contra el recalentamiento. Paxton, que era el jardinero mayor en Chatsworth, la residencia del país del duque de Devonshire, es el ejemplo más típico de los jardineros victorianos. Chatsworth mismo es un ejemplo típico de la  la innovación que provoca la unión de las pasiones por la botánica, la ciencia, la tecnología y del arte.



Tags:

Comentarios


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-06 15:59:02 PM