Inicio | Documentos | Documentos Temáticos | Los jardines botánicos


Los jardines botánicos

Origen:

El primer jardín botánico fue el de Teofrasto (maestro de Alejandro Magno) en Atenas, en el IV a.C., que tenía fines didácticos.

En el Renacimiento aparecen los primeros jardines botánicos. El primero fue el de Pissa en 1524, Padua 1524, Bolini en 1547, Zurich en 1560, Leipzig en 1579 y Montpellier en 1598 (Italia, Alemania y Francia).
Luego aparecen en Inglaterra, España, Misouri (EEUU)

Conceptos:

JARDÍN BOTÁNICO:

Un Jardín Botánico es aquel en el que se cultivan una gran cantidad de plantas con fines educativos y de investigación. Si no se cumplen estos requisitos sería simplemente un jardín.

ARBOLETO:

Es un jardín botánico o parte de un jardín botánico dedicado al cultivo de plantas leñosas y particularmente  de árboles.

Funciones:

1. FUNCIÓN CULTURAL – EDUCATIVA:

Permite ver la heterogeneidad y diversidad de las plantas.

2. FUNCIÓN DE PROTECCIÓN:

Permiten salvaguardar y conservar el patrimonio vegetal de la flora de una determinada región o conservación de determinadas espacies de valores. Es un refugio, almacén de plantas y semillas.

3. FUNCIÓN CIENTIFICA:

En los jardines botánicos se desarrollan proyectos de investigación botánica sobre flora en general o determinadas  especies.

4. FUNCIÓN DOCUMENTAL:

Los jardines botánicos poseen unas instalaciones y una documentación que permite conocer la flora actual y pasada (a través del polen), mediante herbarios y polinotecas.

5. FUNCIÓN DE ACONDICIONAMIENTO VEGETAL:

Esta función consiste en introducir nuevas especies vegetales. Para ello existen los Jardines de Aclimatación. La introducción de nuevas especies vegetales puede resultar interesante desde el punto de vista ornamental, económico y  medicinal. Las plantas suelen proceder de selvas y montañas y se llevan a estos botánicos para que se adapten y puedan ser comercializadas.

6. FUNCIÓN RECREATIVA:

En el jardín botánico se puede además disfrutar del ambiente vegetal, pasear o leer.

Diseño:

Los jardines botánicos se diseñan buscando un estilo funcional, aunque ello no quita que se pueda utilizar algún estilo como el paisajista, geométrico, clásico o modernista; todo depende de la posición del jardín.
En los jardines botánicos se debe incluir al menos:

  1. Zona  fitogeográfica. En esta zona se agrupan las plantas por zonas geográficas. (África, América, etc.)
  2. Zona sistemática. Aquí se agruparán las plantas según las especies, incluyendo la familia, los nombres científicos y origen.
  3. Zona ecológica. Las plantas se colocarán en esta zona según sus necesidades medioambientales, según su hábitat (dunas, acuáticas).
  4. Zonas especiales. Se colocarán diferentes zonas dedicadas en especial al cultivo de plantas anuales, bianuales, palustres, acuáticas, rosaleda, rocallas, medicinales, setas, aprovechamiento económico (hortalizas, cereales...), jardín genético (demostración de las leyes de Mendel), arboleto, palmetum, cactus, carnívoras, vivero, parcelas de ensayo, edificio de administración, bibliotecas, banco de semillas y herbario.

Requiere una serie de circulaciones principales para personas y vehículos. Además de unos caminos secundarios y senderos.

Deben existir bares, cafeterías y a lo largo de los caminos bancos, papeleras, fuentes, señalizaciones (guía del parque, planos)

Etiquetado de las plantas:

Las plantas en el botánico deben estar perfectamente etiquetadas y clasificadas, no solo para su estudio sino para el reconocimiento de los visitantes del parque.
El jardín debe de estar cerrado.

Mantenimiento:

El mantenimiento del jardín es similar al de un parque, no obstante hay que tener en cuenta algunas características especiales.

  • Por un lado, la limpieza. Cada día habrá que limpiar los caminos, vaciar las papeleras, arreglar los parterres.
  • También hay que tener especial cuidado con los riegos. Cada especie tiene unas necesidades de riego diferentes. El riego depende del tipo de jardín, de las especies que en él habiten.
    Se puede realizar bien con la tradicional manguera o bien se puede hacer una instalación con riego por aspersión o goteo, según la planta.
  • Otro factor a tener en cuenta es el abonado. Como cada planta tiene unas necesidades nutritivas diferentes se realiza un abonado de tipo medio.
  • También hay que tener cierta vigilancia sobre las plagas y enfermedades. Al igual que en los paseos públicos, no se dan tratamientos preventivos para evitar daños a los visitantes y para respetar la fauna útil. Por esta razón los tratamientos fitosanitarios se dan una vez aparece lam plaga o la enfermedad. Es decir, se dan tratamientos curativos.
  • También se deben de realizar escardas y cavas.
  • También se deben de realizar operaciones de mantenimiento como podas, aunque deben de ser mínimas, ya que lo que nos interesa es que crezcan de forma natural. También se realiza el recorte de los setos.

Jardines botánicos de España:

El jardín botánico de Madrid se creó en tiempos de Fernando VI (1755) y posteriormente en 1874 pasó al paseo del prado, en tiempos de Carlos III.

Tanto Carlos III como Carlos VI, realizaron varios jardines de aclimatación con el fin de introducir plantas procedentes de América y Oceanía, aclimatarlas y luego venderlas. Estos jardines de aclimatación son los de la Orotava, valencia, Cartagena, Granada y San Lucar de Barrameda.

El jardín de aclimatación de la Orotava fue creado en 1788 y su diseño fue realizado por botánicos franceses. Este jardín tiene un diseño geométrico y las plantas están organizadas por su taxonomía.

En 1802 se crea el de Valencia.
En 1921 el de Gerona, dedicado a flora exótica.
En 1930 se crea el de Barcelona
En 1952 se crea el Parque Viera y Clavijo, dedicado al estudio y conservación de la flora Canaria.
En 1980 se crea el de Córdoba.

Jardines zoológicos:

El diseño de estos jardines está condicionado por la situación, la topografía y por las necesidades de los animales. En los zoológicos los animales deben de estar en unas condiciones de semi – libertad, acotados en espacios cerrados con vallas.

El trazado del parque ha de ser de carácter paisajista y tratando de imitar el hábitat natural de cada animal mediante afloramiento de rocas. Cumplen las mismas funciones que los jardines botánicos, pero dentro del campo de la zoología. La vegetación ha de estar, por supuesto, acorde con la geografía de los animales. Se crean pues zonas bioclimáticas en la que se colocan los animales característicos de cada zona.

 

Fuente: http://www.elrincondelvago.com

Tags:

Comentarios


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-10 02:07:06 AM