Inicio | Documentos | Documentos Temáticos | Las Amarilidaceas


Las Amarilidaceas

HistoriaUna Vegetación fácil a vivir | Crinum | Pancratium | Cyrtanthus | Tuberosa | Zephyranthes | Sternbergia | Sprekelia | Eucharis | Amarilla | Brunsvigia | Chlidanthus | Haemanthus | Hippeastrum | Hymenocallis | Lycoris | Vallota  | Nérine

 

Un poco de historia 

En 1750, llego a los puertos de Amsterdam, Londres y Lorient (Francia), procedente de Brasil yla provincia del Cabo una planta misteriosa, en realidad una especie de bulbo, pero capaz flores como ningun otro. Los apasionados del jardin de esos paises habian sido de los primeros en acoger también el narciso de las Indias Orientales o también la estrella del jinete.

De Brasil, México y Antillas venían los magníficos Hippeastrums, impresionqntes por la amplitud de su floración y la belleza de sus petalos. Hibridados entre ellos a partir del principio del siglo XIX, dieron lugar a cientos de variedades, muchas de las cuales ya no figuran más que en los viejos libros.

Se obtuvieron variedades desde el rojo sangre al escarlata, con las flores por otra parte delgadas y bien proporcionada, aunque también otras menos finas en rosas salmón, blancos, suaves verdes, estriados.

El unico problame de estos cruces en múltiples grados es que no hicieron más que reducir la robustez del Hippeastrum vittatum, casi rústicos en París. Un jardinero principal del castillo de Fontainebleau, Souchet, fue el primero en dar al H. vittatum los bonitos colores de los hippeastrums brasileños, y produjo una raza de híbridos cuyos colores variaban desde el blanco casi puro hasta el rojo más vivo, y capaces de pasar el invierno bajo el clima parisiense, bajo una simple cobertura de hojas secas.

La floración, en junio-julio, no debaja de asombrar a los visitantes. Del otro lado del Canal de la Mancha, los horticultores ingleses mejoraron sobre todo el tamaño de las flores y la gama de los colores, haciendo su aparición el rojo anaranjado: « Empress of India », rojo escarlata de reflejos anaranjados ; y «The Campion» fueron grandes nombres del tiempo.

Una vegetación fácil a vivir 

Cómo imaginar viendo este grande bulbo tan barrigudo, que va a dar lugar a un broto en forma de misil, luego a cuatro brotes gigantes cuya apertura casi programada desplegrá cuatro inmensas campanulas. A menudo aparece una segunda asta, tan pronto como cese de crecer la primera, y el espectáculo dura así más de un mes.

A continuación las hojas amplias, esmaltadas, casi tropicales, se desarrollan, como si debieran recuperar el tiempo perdido. Y después de un período de descanso forzado, el mismo espectáculo se desarrollará de nuevo. Se acostumbra a forzar estos bulbos en invierno, teniendo lugar su floración entre diciembre y marzo, aunque se encuentran también bulbos en primavera, que no dejarán de ofrecer su belleza hasta junio.

El Hippeastrums, como otras muchas Amarilidáceas originarias de las mismas latitudes, sigue un ciclo de vegetación sujeto a la temporada de las lluvias. El bulbo es una forma de resistencia a la sequía, o incluso a los incendios que son frecuentes en la sabana. Se dice incluso que el paso del fuego favorece la floración de estas especies. Otra adaptación, esta vez contra los roedores: estos bulbos son a menudo tóxicos, o al menos irritantes. Junto a la familia de las Liliáceas, a excepcion del ajo, la chalota y la cebolla, las Amarilidáceas no tienen nada que ofrecernos, si no su belleza.

Crinum 

Crinum  rosaUna desmesura tropical. Con sus bulbos de cuello a menudo alargado, fascinan por su impresión de potencia, rápidamente confirmada por el follaje esmaltado, en penachos muy densos. También decir que se trata de un bulbo voraz, gustoso del agua y del abono en verano.

Los crinums pueden cultivarse en macetas, a condición de que sean adecuadas a su tamaño, aunque la vida al aire libre les conviene mas, siempre protegidos de las grandes heladas. El híbrido powellii es el más rústico y uno de los más espectaculares, puesto que sus astas florales culminan a 1 m de altura, y se suceden por olas durante todo el verano. El C. moorei es más refinado, con trompetas blaquisimas y de suave perfume dulce. Otras especies originarias de los bosques de Américas del Sur son ideales para su balcón, siempre y cuando la riego con abundancia durante la primavera.

Pancratium 

Pancratium Los únicos que son silvestres. Su proliferación tiene mucho que ver con su facultad de resistir al invierno gracias a sus bulbos enterrados muy profundamente. Es por otra parte una de las razones de su fracaso en el jardín ya que raramente se coloca el bulbo 25 cm bajo tierra. Por otra parte, aprecia los jardines de tierras arenosas y muy bien drenadas. Esta flor possee colores de blanco desprovistos de todas sofisticación. El más resistente es el P. illyricum, de flores olorosas, que florece en mayo a una altura de 30 a 45 cm.

 

Cyrtanthus 

Proviniente de los prados húmedos de Sudáfrica, el Cyrtanthus mackenii no tiene prácticamente descansos vegetativos, lo que es una excepción en esta familia. Sus flores son de un blanco crema y aparecen por grupos de 6 ó 10 sobre tallos estilizados en invierno o en primavera, un poco como los freesias. Es más bien una planta de invernadero o de terraza, decorativa todo el año y de follaje perenne.

Tuberosa 

Un perfume inolvidable. Esta flor mexicana era la preferida de Luis XIV. No por su belleza, ya que los pétalos son de un blanco regular y normal sobre un tallo delgado y no componen una imagen excepcional. Pero el perfume, denso, y cautivador, no se deja olvidar fácilmente.

Unos consejos: elegir los bulbos más grandes posibles. Poner a germinar en marzo en grandes macetas y con mantillo muy rico. Regar regularmente, con abono diluido. Colocar bajo invernadero en pleno sol. Si con todo no da nada a la primera a, continue. Generalmente la floración agota los bulbos y hay que esperar dos o tres años para obtener buenos resultados.

Zephyranthes 

La estrella de Argentina. El truco para el buen cultivo de esta clase de azafrán blanco (Z. candida), amarillo (Z. citrina) o rosado (Z. grandiflora): acordarse de que se trata de una planta de lugares húmedos, originarios de la orilla de Río del Plata. Debe darle un suelo rico y fresco. Se aconseja también cultivar el zephyranthes en el jardin para una floración de final de verano, y luego arrancar los bulbos en otoño para conservarlos en turba ligeramente húmeda al refugio de las heladas.

Sternbergia 

El rigor de un metrónomo. Grecia nos ofrece esta flor de un amarillo yema, que despunta al final del verano y florace en septiembre-octubre, en contraste con los asteres azules. Luego aparece el follaje, que durara una buena parte del invierno. Es una pequeña planta de jardín, ideal para los bordes y margenes donde prolifera facilmente, hasta el punto que es necesario dividir a menudo los penachos cada tres o cuatro años para evitar que se obstruyan. Es ideal para mezclar con de corazones de maria o amapolas, se obtieniendo una mejor cobertura del suelo con los ciclos sucediéndose en armonía.

Sprekelia 

La cruz de los caballeros antiguos. Una única flor por bulbo, que estimula más aún la contemplación y su terciopelo carmesí no puede dejar indiferente. Atención sin embargo: muchos de los bulbos vendidos en el comercio no son del tamaño necesario para que florezca el primer año, ya que deberían para eso ser de unos 18 a 20 cm de diámetro.

Se plantan en maceta en febrero - marzo, luego a regar progresivamente hasta que se obtiene una floración en mayo-junio. Después de ésta época se trasplantan al jardín sin romper las raíces.

Eucharis 

Un narciso de Amazonia. Los visitantes de los invernaderos de orquídeas se fijan a menudo en estas plantas que surgen de los penachos de hojas de un verde intenso. Con su perfume de narciso, el Eucharis nunca ha conocido un gran renombre.
Su cultivo apenas presenta dificultades si se excluye el hecho de que los bulbos vendidos están en su mayoría muertos. Esta planta no sufre eríodo de descanso, y sería mejor obtener los bulvos directamente de la tierra en vez de los obtenidos artificialmente, a base de tension hídrica.

Necesita una temperatura ideal confortable (siempre más de 10 °C) y una iluminación moderada.

Amarilla 

El rey de los racimos . Casi silvestre sobre una buena parte de nuestro territorio, puesto que soporta excepcionalmente hasta -19 °C, la Amarilla belladonna merece ampliamente que de su nombre a toda la familia ya que la resume por sí solo: ciclo de vida invertido, con floración precediendo la aparición de las hojas, en otoño por supuesto, aversión al trasplante que se manifiesta en general por la negativa a florecer.

Prefiere las zonas costeras, donde florece de forma masiva. Los anglosajones manifiestan una determinada predilección para esta flor aristocrática, surgida del suelo en la mayor desnudez, hasta 60 cm de alto. Los Australianos crearon una especialidad de flor de corte. Pusieron a punto no sólo variedades a los colores más vivos, como Johannesburg o Kimberley, sino también híbridos con otras clases, como el Amagyria y el Amaryne, aún poco disponibles en Europa.

Para todas, se plantan en final de verano, a buena profundidad (20cm), en la tierra arenosa, al pie de una pared soleada. Cubrir con hojas muertas si el invierno es duro. No tocar en 5 años.

Brunsvigia

BrunsvigiaImpresionante espectáculo, ya que se abre como unos fuegos artificiales de racimos de 20 a 30 flores de un rojo encarnado, elevadas a 45 cm de altura, sobre un tallo grueso que parte de un bulbo enrome, que sobrepasa a veces los 30 cm de diámetro y de una vida de unos 20 años.

Este bulbo resiste a la sequía y a las temperaturas extremas, por sus capas espesas que le permiten también soportar los incendios de las sabana, y que por lo que parece, incluso le favorecen en la floracion.

En las zonas templadas y frías de Europa, el cultivo de hace en invernadero frío o terraza, siguiendo los siguientes pasos: plantacion en primavera, riegos copiosos en verano hasta la floracion en agosto-septiembre y el paro total en invierno.

Chlidanthus

ChlidanthusUn perfume de incienso. Originario de los Andes peruanos y chilenos, este bulbo casi silvestre estara más comodo si se le cultiva en macetas que se sacarán durante el verano y se meterán en casa a finales de octubre. La floración en junio desprende un perfume delicioso a través de flores en forma de trompetas de un amarillo vivo sobre un vastago de 30 a 40 cm de altura.

Haemanthus

HaemanthusLa flor de sangre. No se puede saber que gusta mas en esta planta, si su follage espeso, duro y craso como el de las plantas suculentas, o bien su floracion en penacho escarlata o blanco. El tallo es muy elegante, sobre todo en una maceta de pequeñas dimensiones, que son las que mas les convienen.

Se cultiva facilmente en terraza, o simplemente metiendelo en el interior en invierno. Este bulbo cuesta un poco caro teniendo en cuenta de que es de crecimiento lento (unos 18 € por un solo H. Coccineus).

Los proveedores, incluso los especializados, siguen vendiendo esta bajo el nombre de Haemanthus otrasp lantas como el H. albiflos (blanco, excelente para el cultivo en interior) o el H. coccineus, de un rojo intenso, y los Scadoxus como S.Puniceus (= H. magnificus), de floración estival de color rojo, o incluso el S. multiflorus (= H. multiflorus), con un gran sombrero rojo formado por inflorescencias.

Hippeastrum

HippeastrumLa estrella del caballero. El gaucho de la pampa brasileña o argentina no tiene nada mas que agacharse para recogerdel suelo estas immensas trompetas de un rojo fasciante (H. equestre), y también el H. papilio, que ofrece un follaje semiperenne. Su floración es estival tras una plantación en primavera.

Las variedades horticolas tienen una floracion hibernal, tras la puesta a germinar a principios de otoño. Dan colors de la flor del manzano, de mandarina, de cereza, del melocoton o incluso con estrias naranjas y blancas, sin olvidar la suntuosa « Picotee », con, solo el borde rojo sobre una corola immaculada.

Compre solo los bulbos de gran calibre, que llenen bien la mano, ya que le daran dos racimos florales en vez de uno solo por algunos centimos de mas.

Hymenocallis

Hymenocallis El lirio araña. Agrupando por igual las Elisenas y los Ismenes de los horticultores, este genero tiene blanco y el amarillo azufre en sus hojas y concentra sus efectos dando un verdadero milagro de elegancia. EL perfume, refinado y persistente, trasformara su terraza en un paraiso durante la semana en la que sus flores daran mas de si, puesto que solo duran este periodo. Las flores seran seguidas de unas hojas un poco molestas pero necesarias para las reservas de las planta.

Arregleselas para estar presente en los momento de riego, entre junio y julio, para asegurar que no falten de agua durante el verano. En invierno, ni una gota, y ademas hay meterlos al interior.

La hymenocallis mas corriente es probablemente la H. Festivalis, blanca y perfumada, pero la Zwanenburg es mas ligera, aunque la Sulphur Queen es de un amarillo azufre difil de encontrar.

Lycoris

Un fuego de articifio. Por un azar botanico, esta flor de origenLycoris chino, lleva el nombre de la amante de Marco Antonio, antes de que éste encontrara a Cleopatra. No se puede negar la belleza de sus flores rosas (L. squamigera), blancas (L. radiata) o doradas (L. aurea), que surgen de tallos de 60 à 70 cm, en grupos de 6 ó 8, y a menudo deliciosamente perfumadas. Tiene el mismo cultivo que las Amaryllis belladonna, salvo en el exterior, donde necesita una proteccion durante el invierno. Tiene su floracion a finales de verano.

Vallota

VallotaUn capricho en forma de color. Hemos preferido conservar el nombre de Vallota incluso si los botanicos la han bautizado con el nombre de Cyranthus, ya que el primero es el nombre con el que los especialistas las venden.

Trasplantar en julio, justo en el momento en el que arranca la vegetacion. Esta debe pararse por completo y deben quedar siempre dos hojas para cualquiera de las estaciones del año.

El trasplante se hace cada 3 o 4 años; sin estropear los cepellones y mejor en parterre, con una exposion soloeada, al abrigo del frio. Tiene su floracion en julio y agosto con flores de un rojo escarlata.

Nerine

nerineUn origen controvertido. Esta planta a dado lugar a diversas polemicas en lo referente a su origen. En principio viene de Africa del Sur y llego a la isla de Guernesey llevada por los marineros ingleses, de donde recibe también el nombre de Lis de Guernesey. Pero los franceses aseguran que fue traida de Japon, recogida por un jardinero en Paris y que fue adaptada mas tarde en Londres por M. Lambert, un colaborador de Comwell en 1634.

Desde entonces, las nerines han recorrido un largo camino, sobre todo con el grandisimo numero de hibridos creados a partir de esta planta, de la que existen numerosos coleccionistas, como Sir Peter Smithers, que se dedico a fotografiarlas y es por el que se conocen hoy en dia algunas de las variedades que se obtuvieron en Europa a mediados del siglo XIX, cuando esta planta tenia su mayor aceptacion.

La Nerine bowdenii es la mas silvestre y rustica de todas, soporta bien los inviernos moderados si se le proteja con una pequeña capa de hojas mueretas. Tiene una floracion en octubre dando flores rojas tras la desaparicion del follaje.

La Nerine undulata es de un rosa palido, mas abierta, con ondulaciones. Una maravilla si se cultiva en maceta. Su folllaje tienen tendencia a persistir el año entero. Entre los hibridos mas comunes en Europa, tenemos « Cherry Pie », rojo cereza, « Early Snow » , blanca, y la « Salmon Supreme », de una rosa salmon. Todos son vigorosos y floriferos, con un follaje casi perenne.

 

Fuente: http://www.botanic.com

Tags:

Comentarios

07/01/2008 10:27 - jaimerubio
12345
Este es uno de los documentos más leídos en Planthogar

¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-03 03:32:26 AM