Inicio | Documentos | Documentos Temáticos | BULBOSAS - Capítulo 4 : Utilización


BULBOSAS - Capítulo 4 : Utilización

Quienes aman las flores y poseen un pedacito de tierra encontrarán en las plantas bulbosas un buen aliado. Las numerosas especies y variedades existentes en el mercado pueden satisfacer prácticamente cualquier exigencia. Hay especies que florecen en otoño o invierno, especies adaptadas a exposiciones sombrías o soleadas, a suelos húmedos y secos, especies adecuadas para el cultivo en jardines de rocalla, trepadoras, etc. Cualquier jardín que haya sido proyectado con paciencia y atención puede transformarse en un invernadero con flores todo el año. Para obtener buenos resultados no es necesario ser un profesional. Sin embargo, en primer lugar, es preciso disponer de una información básica sobre el terreno donde se va a cultivar, es decir, naturaleza del suelo, temperaturas medias, máximas y mínimas en distintos períodos del año, exposición, vientos dominantes, etc.

Una vez conocidos estos aspectos y en función de los resultados deseados, se elegirán las plantas más adecuadas para cada situación. Este es el proceso más difícil, aunque no hay que desanímarse. Cada planta tiene sus propias exigencias que deberán ser atendidas. Las tablas que se presentan a continuación, y sobre todo las fichas, servirán de ayuda para esta tarea. No obstante, lo más importante es siempre la experiencia individual. Por lo tanto, sería de gran utilidad llevar un diario en el que se anotasen con todo detalle las experiencias personales.

Parterres

Habrá que tener en cuenta las exigencias climáticas, las dimensiones (las especies más pequeñas deben colocarse en primer plano), los colores, etc. Por otra parte, algunas plantas son muy vistosas y decorativas y merece la pena realzarlas. Entre éstas se encuentran los lirios gigantes. Cardiocrínum gíganteum, Eremurus robustus, etc.

- Plantas capaces de naturalizarse

Se dice que una especie se ha naturali­zado cuando se reproduce espontáneamente. Para que esto suceda es nece­sario que consiga satisfacer plenamente sus propias exigencias ecológicas. A fin de obtener éxito en el intento, por lo general es preciso utilizar especies silvestres que estuvieran ya presentes en ambientes análogos y plantar un buen número de ejemplares. Esta práctica, sumamente adecuada para jardi­nes grandes con césped y muy extendida en los países anglosajones, no se ha impuesto aún en España pese a que presenta ventajas evidentes: los cuidados necesarios son mínimos, es posible obtener floraciones espectalares, etc. A continuación se citan los géneros que pueden naturalízarse con is facilidad.

Allium

Endymion

Muscari

Anemone

Erythronium

Narcissus

Arum

Fritillaria

Ornithogakum

Colchicum

Galanthus

Scilla

Crocus

Leucojum

Stembergia

Cyclamen

Lilium

Tulipa

- Plantas de floración primaveral

Aunque hay especies que son capaces de florecer en todas las épocas del año, la primavera sigue siendo la estación característica de las plantas bulbosas. Comienza con la aparición de las campanillas de invierno (Galanthus), los crocus (Crocus) y Eranthis, para continuar con la floración de Chionodoxa, Muscari y Fritillaria y terminar con los jacintos.

A continuación se presenta una lista de géneros silvestres de floración primaveral.

Allium

Eranthis

Nercissus

Arum

Eremurus

Ornithogalum

Asphodelus

Erythronium

Puschkinia

Bulbocodium

Fritillaria

Ranunculus

Camassia

Galanthus

Scilla

Chionodoxa

Hyacinthus

Trillium

Convallaria

Iris

Tulipa

Crocus

Leucojum

 

Cyclamen

Muscari

 

- Plantas de floración estival

La mayor parte de las especies bulbosas que florecen en verano no son silvestres. Por consiguiente, estas plantas deben pasplantarse en primavera, cuando haya desaparecido el riesgo de heladas tardías. Algunas pueden cultívarse al aíre libre sólo en climas cálidos del sur le Europa. A continuación se presenta una lista de los géneros más conocidos de floración estival.

Achimenea

Dierama

Paradisea

Acídantñera

Eucomis

Polianthes

Agapanthus

Galtonia

Sinningia

Allium

Gladiolus

Sparaxis

Alstroemeria

Gloriosa

Sprekelia

A¡naryllís

Haemaníhus

Tigridia

Anemone

Hymenocallis

Triteleia

Begonia

Iris

Tritonia

Calochortus

Ixía

Valotta

lanna

Lapeirousia

Watsonia

Crinum

Lilium

Zantedeschia

Crocosmia

Oxalis

Zephyranthes

Dahlia

Pancratium

 

Plantas de floración otoñal

Junto a las plantas de floración típicamente otoñal, como los crocus y los cólquicos otoñales, que sobreviven hasta las primeras heladas, o Sternbergia, cuyas flores aparecen a principios de otoño, y duran una o dos semanas, existen plantas capaces de prolongar su floración hasta la llegada de las primeras heladas. Entre éstas, las más apreciadas y conocidas son sin duda las dalias. A continuación se citan los géneros más conocidos de floración otoñal.

Acidanthera

Cyclamen

Vallotta

Amaryllis

Dahila

Zephyranthea

Colchicum

Nerine

 

Crocus

Sternbergia

 

- Plantas de floración invernal.

Si el clima lo permite, pueden aparecer en el jardín algunas campanillas de invierno (Galanthus), crocus, ciclámenes o Eranthis. No obstante, el invierno es la época ideal para dedicarse a las plantas exóticas que pueden florecer en invernadero o interiores, o para practicar la técnica del cultivo forzado.

Plantas adecuadas para el jardín de rocalla

El jardín de rocalla es la delicia de los amantes de la jardinería. En un espacio muy reducido se pueden crear condiciones muy diferentes y cultivar un gran número de especies.

La única limitación la constituye el tamaño de las plantas, que como es natural debe ser pequeño. A continuación se enumeran los géneros más adecuados para el jardín de rocalla.

Allium

Cyclamen

Muscari

Anemone

Eranthís

Ornithogalum

Anthericum

Eryfhronium

Oxalis

Bellevalia

Fritillaria

Pleione

Bulbocodium

Galanthus

Puschkinia

Camassia

Hvacinthus

Romulea

Chionodoxa

Ipheion

Scilla

Colchicum

Iris (enanas)

lxíolirion

Corydalis

Sprekelia

Merendera

Crocus

Sternbergia

Tulipa

 Flor cortada

Muchas plantas bulbosas resultan idóneas para la producción de flor cortada. Cuando esta operación se realiza con la ayudada un cuchillo afilado, sin dañar las hojas y a ser posible durante las últimas horas de la tarde, no hay razón para temer que las plantas sufran.

Por el contrarío, ahorrarán las energías necesarias para la producción y la maduración de las semillas. A continuación se mencionan algunos géneros adecuados para la producción de flor cortada.

Allium

Alstroemeria

Clivia

Crocosmia

Dahlia

Eremurus

Eucharis

Freesia

Hermodactylus

Homeria

Iris

Ixia

Ixiolirion

Lilium

Narcissus

Nerine

Sparaxis

Tulipa

Acidanthera

   


Tags:

Comentarios


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-05 15:58:33 PM