Inicio | Documentos | Documentos Temáticos | Cercos en los jardines


Cercos en los jardines

CercosDebemos observar todo aquello que queramos tapar del entorno y todo lo que nos gustaría sectorizar dentro de nuestro jardín.

Una vez pensados (y repensados) todos nuestros requerimientos podremos elegir cuál será la especie adecuada, sin olvidarnos de tener en cuenta la altura, el largo y el ancho que alcanzará el cerco en su estado adulto.


La cantidad de metros entre las construcciones a separar nos indicarán también el ancho apropiado para nuestro cerco. Si el espacio que queda es estrecho, la especie deberá ser una enredadera, apoyada sobre un alambrado o una pared. Si disponemos de
más lugar, la elección podrá recaer en un cerco podado.

Para lugares alejados de la edificación, el cerco podrá tomar un volumen mayor, permitiendo que la especie elegida no sea podada, salvo para mantener su forma y prolijidad, con la eliminación de ramas entrecruzadas y secas.

Características

Cerco de enredaderas: las trepadoras son ideales para decorar una empalizada o un enrejado. No necesitan mucho espacio y pueden brindar un maravilloso efecto de verde (como por ejemplo la hiedra), color de floración (como el jazmín menjil) y perfume (Jazmín de leche). Es recomendable la elección de especies persistentes.

Cerco Podado: es elegante y prolijo. Dándole un buen espesor constituye una cortina bien densa, pero se deberá tener cuidado de impedir una sensación de rigidez y monotonía. Pueden utilizarse tanto para límites exteriores como para sectores interiores (como Tuyas, Ligustrinas, Ligustros). Deberá tenerse en cuenta que la poda de este tipo de cercos será siempre más ancha en la parte inferior y más angosta en la superior, permitiendo así un mejor asolamiento. Se deberá tener decidida la altura deseada y el ancho final del seto al empezar a podar.

Cerco libre: estos cercos podrán tener de 1.50 a 3 metros de altura, y deberán ser bien ramificados hasta el suelo. Podemos elegir las especies por su color de floración, frutos, perfume o textura y color del follaje. Tienen la particularidad de requerir poco cuidado y su aspecto será muy natural. De acuerdo a la especie la distancia de plantación será de uno a 1.50 metros (como por ejemplo, Cotoneaster Racimiflora, Pyracantha Coccinia, Viburnum Suspensum, Ligustrina Aureo Variegata).

Para todos los cercos, la forma de fertilizarlos será mediante el agregado de enmiendas orgánicas o fertilizantes inotánicos tipo 15-15-15. Estos deberán aplicarse en surcos paralelos ubicados a ambos lados de la línea de plantación, y separados a 30 cm de ella.

 

por Silvia Bel de Gerlero
Revista Desde los Countries y Barrios Cerrados

Fuente: http://www.planetanorte.com.ar/hogar/notas/jardin-

Tags:

Comentarios


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-11 10:49:53 AM