Inicio | Documentos | Las tareas del jardín | Poda de verano de los frutales


Poda de verano de los frutales

Aunque no son estrictamente necesarias, las podas de los frutales durante el verano son buenas. Forman parte del conjunto de tareas de mantenimiento que garantizan la salud de los árboles. Además, con ello se asegura una recogida de mejor calidad.

Evidentemente, estas podas no evitarán las podas de formación y fructificación, que son indispensables a finales del invierno para la mayoría de las especies.

Albaricoquero:

Se deben conservar dos ramas laterales situadas en la base de las ramas principales. Se cortan el resto a 2 o 3 hojas, preferentemente en primavera. Para que los frutos se desarrollen bien, habrá que eliminar uno o dos por grupo para que el resto crezcan fuerte y sano.

Cerezo:

Se le poda lo menos posible para evitar que sangre, y sobre todo NUNCA en verano.

Melocotonero:

Como el albaricoquero, se debe podar una vez que los frutos estén bien desarrollados, mas o menos sobre finales de primavera, según clima. Se podan las ramas por encima de la tercera o cuarta rama. Después, tras la recogida de la fruta, se corta la rama que dado los frutos por encima de la seguna ramilla.

Peral:

A principios de vrano, se recomienda podar las ramillas sin frutos que estén mas desarrolladas a partir de la quinta hoja. NO corte las ramas principales. La poda se hace sobre las secundarias. Después, se podan las ramas que contienen frutos, por encima de la segunda o tercera hoja tras los grupos frutales. Se elimina una pera por grupo para favorecer al resto.

Ciruelo:

Es muy sensible a la pérdida de savia (resina). Sólo se poda ligeramente justo antes de la llegada del invierno, poniendo masilla cicatrizante en las ramas cortadas.

 



Tags:

Comentarios


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-09 02:10:55 AM