Inicio | Documentos | Varios | El ginseng


El ginseng

ginseng Se ha ganado el lugar de "antídoto natural contra el estrés". Sus propiedades terapéuticas son  reconocidas hace miles de años: desde la antigüedad se recurre al ginseng para armonizar cuerpo y mente.

El ginseng crece en bosques inaccesibles de ciertas regiones asiáticas, en puntos específicos de la ex Unión Soviética y otros del continente sudamericano, aun en la penumbra y bajo rigurosas temperaturas.

El ginseng aparece a comienzos de este nuevo milenio como una sustancia activa que mejora la resistencia del organismo a situaciones de estrés, quizás como ninguna otra.

Entre sus múltiples aplicaciones y beneficios se encuentra también su administración a pacientes en estados de convalecencia o de decaimiento físico y psíquico: aumenta de manera sorprendente la capacidad del organismo para adaptarse a situaciones adversas, gracias a estimulaciones específicas, restauradoras, revitalizadoras y potenciadoras.

Todo sobre la raíz

El ginseng es una hierba perenne del género panax. El término panax proviene del griego y significa "cura todo". Largo es el recorrido que va del cultivo a la industrialización de las propiedades de esta raíz, que desde hace más de dos milenios es valorada por la medicina oriental como materia prima para la salud del cuerpo. · Ciertos historiadores afirman que fueron mercaderes moros los primeros que llevaron las raíces a Europa, alrededor del año 1000 a.C. Otros aseguran que fue Marco Polo, encantado por las propiedades curativas de la hierba, quien realmente la introdujo en Europa.

Sus variedades

  • El rojo o coreano: es el más rico en principios activos.
  • El ruso o siberiano: se cultiva con fines medicinales. ·
  • El americano: se exportó a China para suplir la demanda existente.

¿Cómo se cultiva?

En estado salvaje, el ginseng se encuentra en ciertos bosques y en lugares casi inaccesibles de regiones asiáticas y sudamericanas. · Su cultivo es un proceso preciso y minucioso, realizado en forma artesanal por expertos: la preparación de la tierra para el cultivo, la elección de la siembra y las semillas, los trasplantes y la cosecha son efectuados cuidadosamente durante un ciclo estricto de controles y cuidados.

Las plantas de ginseng crecen en grandes campos bajo un clima y un suelo de condiciones especiales. Solamente las mejores semillas son empleadas para la propagación y son fertilizadas con productos naturales.

A los cinco años de su cultivo, la planta alcanza una altura de 30 a 50 centímetros. La raíz tiene un aromático olor terroso y un leve sabor entre dulce y amargo. Este es el momento de mayor concentración activa del ginseng. Experimentos contundentes

¿Por qué y cómo actúa el ginseng?

Una dosis de ginseng tiene un insoslayable efecto antifatiga.

Los científicos explican que se trata de un proceso que ocurre a nivel celular, gracias al aumento del oxígeno tomado y, también, debido a los procesos catabólicos y anabólicos del metabolismo celular.

Para confirmarlo, los primeros experimentos con ginseng se hicieron en 1948. En Estados Unidos, el doctor Breackman hizo participar a cien soldados en una carrera de tres kilómetros. A cincuenta de ellos se les dio una cucharada de extracto de ginseng varias horas antes de la carrera; a la otra mitad, una cucharada de agua con harina. El grupo de soldados que había ingerido el extracto de ginseng llegó a la meta en promedio un minuto antes que el otro grupo. · El científico Milos Medvedev, junto con 32 operadores de radio, comprobó con facilidad que después de tomar ginseng cometían menos errores en la transmisión que cuando no lo hacían.

Sus usos medicinales

El ginseng puede adquirirse en cápsulas y tabletas. También podemos encontrar su raíz (entera, en trozos o en polvo). Una receta contra la debilidad general: mezcle raíz de ginseng en polvo con jugo de jengibre crudo y miel. Hierva la preparación. Luego, disuélvala en caldo de arroz o en agua. Puede tomarse tres veces al día.

Contiene ginsenósidos -que producen un efecto sedante- y es rico en zinc, germanio, magnesio, manganeso, calcio y vitamina B. · Se considera un buen tonificante -ideal para casos de debilidad- y vigorizante. Aumenta la perfomance mental y psíquica. · Actúa sobre el sistema inmunológico, en el flujo sanguíneo cerebral y en el sistema endocrinológico y cardiovascular. Así lo confirman numerosas pruebas de pacientes que sufrían de fatiga, desórdenes menopáusicos o pérdida de memoria. · Es indicado en casos de anemia y de hipertensión e hipotensión arterial. · Se desaconseja consumirlo en dosis excesivas y por períodos de más de seis semanas, así como durante el embarazo.



Tags:

Comentarios


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-04 11:59:12 AM