Inicio | Documentos | Varios | Amarilis: una belleza sorprendente


Amarilis: una belleza sorprendente

La amarilis, cuyo nombre oficial es Hippeastrum, proviene originariamente de la cordillera de los Andes en Perú y Chile. Este gran bulbo ya fue introducido en Europa alrededor de 1830. Aún así pasaría casi un siglo hasta que esta planta de floración especial adornara nuestros salones.
No existe otro bulbo que florezca con tanta facilidad como el de la amarilis. Esto puede tener lugar íntegramente dentro de casa, pero con algún cuidado adicional también es posible hacer florecer las preciosas flores grandes en el jardín

Tamaño del bulbo

Los bulbos se pueden comprar desde octubre hasta abril. Hay algunos factores que influyen en la floración del bulbo. Durante el invierno suele tardar más que en la primavera. El tamaño del bulbo de esta chispeante flor se puede considerar como gigantesco: un tamaño de 20 a más de 30 cm es muy normal. El bulbo debe ser firme al tacto. Si desea guardar el bulbo temporalmente antes de la plantación, colóquelo entonces en un lugar fresco (± 9°C).

Plantación

Antes de plantar el bulbo, ponga la parte inferior con las raíces en agua templada durante algunas horas.
Elija una maceta amplia y use tierra de maceta nutritiva o tierra especial para amarilis. Coloque el bulbo en la tierra hasta el cuello del bulbo, cuidando de no dañar las raíces. Apriete la tierra con fuerza de modo que el bulbo esté bien fijo.

Si el bulbo solo en una maceta le parece poco decorativo, coloque entonces algunos guijarros bonitos sobre la tierra alrededor del bulbo. También quedan muy decorativas unas bolitas de musgo.

Lugar de emplazamiento

Después de la plantación, coloque la maceta en un lugar cálido, puesto que para el desarrollo del tallo hace falta en primer lugar calor. Una temperatura ambiente de ± 20°C resulta ideal. Riegue con moderación hasta que aparezca el tallo. En cuanto el capullo y la hoja sean visibles, la planta irá necesitando más agua y más luz. Después el tallo seguirá creciendo con gran rapidez y cuando se haya desarrollado completamente se abrirán las espectaculares flores. Todo este proceso puede tardar de 6 a 10 semanas.

Para poder disfrutar de estas flores gigantes durante un periodo ininterrumpido, puede hacer una especie de esquema de plantación. ¿O prefiere llenar su salón, brevemente pero de manera desbordante, con varias amarilis florecientes a la vez?Amarilis

La planta puede alcanzar una altura de más de 55 cm. Ud. puede reforzar este efecto eligiendo macetas altas y cilíndricas del mismo color que las flores, para completar así este 'cuadro' tan especial.

Floración desbordante

En cuanto los capullos estén a punto de abrirse, la planta se puede trasladar a otro lugar, que puede ser más fresco y con menos luz. Esto asimismo suele alargar el periodo de floración, a la vez que lucirán mejor los chispeantes colores de las flores. Hoy en día la mayoría de los bulbos ofrecidos tiene como mínimo 3 ó 4 cálices por tallo.

Los bulbos más grandes producen a veces más de 3 tallos florales, con hasta 4 cálices en cada tallo.

Colores y variedades

Las más conocidas son las variedades de flores grandes en los diversos tonos de rojo, rosa, asalmonado, naranja y blanco. Aparte de las flores de un solo color, existen diversas flores especiales multicolores, tanto rayadas como ligeramente moteadas. Hay incluso variedades enanas, de flores pequeñas, de flores dobles y variedades que se parecen a las orquídeas.

Después de la floración

Cuando el bulbo haya dejado de florecer, no es necesario en absoluto tirarlo. Con algunos cuidados y un poco de atención puede volver a florecer al año siguiente. Corte las flores marchitas después de la floración y deje que se desarrollen las hojas. Riegue periódicamente y añada al agua de riego un poco de abono para plantas de interior. La amarilis apreciará un abono con hierro y magnesio.

A principios de septiembre puede empezar a regar menos, y en octubre debe dejar de regar del todo. A continuación permita que el bulbo descanse durante un tiempo en un lugar fresco y oscuro. En enero hay que volver a plantar el bulbo en una maceta, después de haber quitado toda la tierra vieja y todas las raíces y hojas secas. De esta manera el bulbo florecerá de nuevo en marzo.

Tenga Ud. en cuenta que la floración disminuirá a medida que pasen los años.

 

Fuente: http://www.bakker-es.com

Tags:

Comentarios

06/02/2008 18:08 - jaimerubio
12345

¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


juanrm

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-09 02:20:50 AM