Inicio | Documentos | Varios | Plantas que se propagan por ellas mismas


Plantas que se propagan por ellas mismas

Estas plantas son una especie fácil para empezar a conocer la jardinería. Para los principiantes que no han cultivado ningún tipo de plantas anteriormente éstas les resultarán sencillas de cuidar. Para reproducirlas tan solo hay que cortar pequeños esquejes de los tallos o de las mismas hojas y plantarse. ¡Y ya hay una nueva planta! Son de hoja muy decorativa v crecen con rapidez.

La Bryophllum daigremontianum es de tipo suculenta, es decir, tiene hojas carnosas que absorben gran cantidad de agua y la retienen durante mucho tiempo. Este tipo de plantas crece en sitios donde hay poca humedad, dado el clima o la clase de tierra. Su nombre, Bryophyllum, se compone de dos palabras griegas, buros = brotar y phyllon = una hoja; se refiere a que las nuevas plantas crecen a lo largo de los bordes de las hojas.

Si observa con atención estas plantas pequeñas verá que cada una tiene uno o dos mechones de pelo, como raíces; por lo tanto, si las corta y las coloca en arena húmeda "agarrarán" rápidamente y formaran nuevas plantas. No están firmemente sujetas a la planta madre y, de hecho, muy a menudo caen al suelo y echan raíces. Es posible que una planta-madre produzca cientos de estas pequeñas plantas en una sola estación.

Las Bryophyllum tienen sus hojas en forma de flecha, son de color verde azulado con marcas púrpura rojizo y pueden alcanzar los 15 cm, de largo. Las nuevas plantas crecen entre los bordes de las hojas. Las flores tubulares son de color verde gris con manchas amarillas y cremas, crecen en ramilletes en los bordes del tallo y duran mucho tiempo. Se producen en invierno.

Las Bryophyllum son naturales de Madagascar y necesitan un abono que drene bien. En primavera y verano hay que regarlas regularmente, pero a finales de otoño y durante el invierno manténgalas bastante secas. Resisten temperaturas de hasta 10º en invierno y de hasta 24° en verano. Una vez que la planta haya florecido pode el tallo central y replántela; esta labor ha de hacerse en primavera. La humedad no es esencial para esta planta, pero necesita tanta luz como sea posible durante todo el año.

La planta araña, Chlorophylum aletum (Phalangio o Cintas) es extraordinariamente conocida, tiene hojas largas y estrechas con una raya central de color crema amarillo. Si mantiene la planta con mucha luz el colorido de la hoja será más intenso y constante. No es muy exigente con las temperaturas, aunque en el invierno no debe descender de los siete grados. Necesita algo de humedad, si no los bordes de las hojas se vuelven marrones. En verano requiere mucha agua, pero si se le olvida regarla algún día no importa mucho, ya que almacena humedad en sus raíces.

El Chlorophytum crece rápidamente y llena pronto el tiesto con sus raíces, por lo que hay que cambiarla de tiesto dos o tres veces en una misma estación. Si toma gran tamaño se puede dividir. Durante principios de verano producirá tallos largos, que tienen llores blancas y plantas nuevas en las puntas. Cuando las plantas nuevas hayan echado una o dos raíces se pueden cortar y plantarlas por separado en tiestos de 7,5 centímetros.

La Madre de Miles (Saxifraga sarmentosa) tiene flores blancas y amarillas que aparecen en un ramillete de 15 cm. de alto en verano y duran varias semanas. Esta planta se cultiva principalmente por sus hojas y por los muchos tallos trepadores con plantas nuevas que crecen en su recorrido. Si se permite que los tallos crezcan a lo largo de la tierra, las nuevas echaran raíces en ella. Las hojas son verde oscuro, redondeadas, con venas blancas y los tallos son rojos. Hay una variedad preciosa llamada Tricolor, sus hojas son verde claro, con bordes irregulares blancos y rosas, los tallos son rojos. La totalidad de la planta es mas compacta y crece lentamente Necesita mucha luz para mantener su colorido.

Estas especies son bastante resistentes a la escarcha, por lo tanto en invierno resisten hasta temperaturas de cuatro grados, incluso menos si se la mantiene en un sitio seco, sin embargo, las jaspeadas son un poco mas frágiles y necesitan más calor en invierno, como mínimo de diez a siete grados. Precisan humedad y no resisten el sol directo en verano. La sarmentosa se cultiva con sombra y necesita agua abundante cuando está creciendo. Se pueden utilizar los compuestos de truba y mantillo de hoja y no requiere ningún fertilizante. La reproducción es facil, cortando las nuevas plantas cuando alcanzan los cinco centímetros de ancho y plantándolas por separado en tiestos de 7,5 cm. Es aconsejable cortar las nuevas plantas antes de que sean muy grandes, si no la planta madre se agotara.

La Tolmeia menziesii pertenece a la familia de las Saxifragas y es originaria de América del Noroeste. Fue introducida en Europa en 1812 y tomó su nombre del señor Tomie, un doctor escoces y tratante de pieles en la bahia de Hudson. Es muy resistente y es interesante cultivarla como planta de tiesto, ya que las nuevas plantas crecen aparentemente de las hojas de forma de corazón; si las mira atentamente usted vera ! que, efectivamente, crecen de un capullo producido en el punto i donde la hoja se junta con el tallo y la nueva planta se instala directamente en el borde de la hoja, de ahi su nombre común, "sentada en el borde de una planta" Como las otras plantas descritas, estas nuevas plantas pueden cortarse y plantarse por separado. Tienen pequeñas flores verdes en abril, en forma de ramilletes, que nacen del tallo. Necesitan un poco de sombra, frío y humedad tanto en la tierra como en el aire; es aconsejable fertilizar cada quince días durante la época de crecimiento, Replántela en primavera con un abono apropiado.

Fuente: http://www.iberjardin.com

Tags:

Comentarios


¿Te gusta cocinar?

alfogon.com

Ven al Club de Cocina

Autor


jaimerubio

Publicidad

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS

Vista Cache. Expira el 2016-12-04 11:42:10 AM