Publicidad

Inicio | Plantas de Jardín | Bulbosas


BULBOSAS

Las bulbosas son un numeroso grupo de plantas caracterizadas por vivir a expensas de un tallo subterráneo que puede tener formas y tamaños. Dicho tallo es, las más de las veces, un verdadero bulbo en términos botánicos, aunque bajo la denominación general de bulbosas e urnbrn por extensión, otros tipos de plantas afines. El mayor valor de esta clase de vegetales son, sin duda, sus flores pues la ofrecen en un amplísimo surtido de tamaños, formas y colores, haciéndolo además en diferentes épocas del año. Con las bulbosas es posible lograr un inesperado efecto de sorpresa en un pequeño rincón del jardín o producir una llamativa pátina de brillante tonalidad sobre una parte del césped. Ellas surgen del adormecido borde mixto cuando éste carece de otros atractivos y salpican una rocalla de singulares formas. Con una elección bien hecha, la sucesión de bulbosas en flor se prolongará durante la mayor parte de las estaciones, si bien es la nrnavera la que cuenta con un mayor número de especies. La cuestión optar por las que más se ajusten a nuestro gusto y situarlas de la rnejor forma, el resto es cosa de ellas.

Ambientes variados

Si amplias son sus tallas, diseños y tonalidades. así también lo son sus posibilidades de uso. Cualquier estilo de jardinería, sean jardines grandes o pequeños, terrazas, balcones y hasta el más reducido alfeizar ce una ventana, es susceptible de beneficiarse del peculiar acento que estas plantas provocan.

Muchas bulbosas se plantan con objeto de permanecer en el terreno durante largos años, aumentando así cada temporada la extensión de la colonia y, por lo tanto, su efecto de color.

Especies como narcisos - variadísimos en sí mismos-, azafranes, erantis y otras, sirven para recrear ambientes naturales creciendo en manchas sobre una pradera, entre la hojarasca de un sotobosque o junto a un pequeño arroyo.

Con otras se busca un rendimiento menos duradero pero de gran intensidad en su momento, vistiendo con ellas arriates. macizos de flor o alegres jardineras que acompañen una escalera o una balaustrada.

Tulipanes, eladio los y jacintos, en inagotables variedades, sirven cada año a este propósito en millones de jardines y parques de todo el mundo. Y aunque es frecuente escuchar el comentario de lo lastimoso que resulta un efímero espectáculu, lo cierto es que siguen plantándose con renovada ilusión temporada tras temporada.

Tipos

Existen dos grupos de bulbosas según su época de floración:

Bulbosas de primavera

Son las principales para la decoración del jardín. Los Tulipanes, Narcisos, Jacintos, Crocus, etc. se plantan en septiembre-octubre y florecen a la primavera siguiente.

Utilización

Los tulipanes en macizos combinados con plantas bianuales como Pensamientos, Myosotis. Los Narcisos y Jacintos en macizos de Arbustos de hoja caduca. Los Narcisos, Crocus y Muscari con un fondo de césped, o en rocallas. En general también en platabandas herbáceas colocados de acuerdo con su color y tamaño. En la foto, tulipanes.

Bulbosas de otoño

Su plantación se realizará en abril-junio.

Utilización

Los Gladiolos en el rincón destinado a flor cortada. Las Cannas y las Begonias Bertini en macizos soleados, mientras que las Begonias tuberosas de grandes flores en parte sombreadas que no reciban sol más que por las mañanas. En la foto, gladiolos.

Plantación de los bulbos

Tipo de suelo

Estas plantas prefieren en general suelos bien drenados y sueltos donde el agua se escurra con facilidad. Los terrenos donde vayan a plantarse bulbosas nunca deben ser abonados con materias de origen orgánico que no estén perfectamente descompuestas o "hechas".

Recarga de los bulbos

Una vez terminada la floración se ha de esperar a que las hojas se marchiten por completo; de lo contrario la parte subterránea no podrá almacenar reservas poniendo en peligro la siguiente floración. Esto es muy importante en lo referente a especies plantadas en una zona del césped, ya que éste no podrá segarse en unas semanas.

Recarga Crecimiento Corte Cambio


Profundidad de plantación

La regla es plantar al doble de su tamaño aunque a veces es necesaria una mayor profundidad . Las especies de cierto desarrollo necesitan, cuando son cultivadas en recipientes, que estos tengan calado abundante.

CM Crocus Anémonas de Caen Anémona blanda Ranúnculo Narciso enano Iris Muscaris Galanthus Scila Iberica Jacinto Tulipán Narciso
2                      
3                    
4                      
5                      
6                  
7                      
8                      
10                      
11                      


Trasplante

Muchas bulbosas que ocupan macizos o cuadros de flor pueden ser trasplantadas al término de la floración para dejar paso a nuevas plantaciones. Para ello se corta el tallo floral y se extrae la planta con la tierra que sostengan sus raíces, colocándola a continuación entre arena para esperar a su recarga.

Nutrición

La mejor forma de abonado es con el agua de riego justo después de terminada la floración. En plantaciones permanentes de cierta extensión se reparte un abono de liberación lenta en ese tiempo por la superficie del suelo.

Marcadores

Paypal Valid XHTML 1.0 Transitional   Validate CSS Valid RSS